2 de febrero de 2011

FEBRERO DEL ANGEL


                                                                     (Fotografía: Francesca Woodman)

To the happy few

A A.H. le cansan los tontos niños muertos, a A.H. el hilo le hace dudar del dos, para A.H. los palíndromos y las damas que doman a la nada son calambures, demasiados versos en el mundo. A.H. propone un acto radical, feliz y revolucionario a partir de ¡ya!. La felicidad como industria y motor revolucionario, sin facilidades ni facultativos. Nada de versos púbicos tristes y depilatorios. A.H. denuncia el miedo,  la noche en la que tú vences,  la voz aguardentosa de los sms. Nada de cobijos, mariposas, jaulas y cerezos. Se acabararon los coleccionables del lobo, de la pantera rosa que ya no fuma ni firma. Esta es la consigna. Guardad la maletas bajo los lechos. Nada de poéticas con corazón, con espinas escandidas, con juanesdeyepes. Ya me arrepentiré. Aquí y ahora os doy la bienvenida al trolebús, a la mirada hipnótica de los conductores en medio de la niebla. Hagamos bencina, chocolate, légamo,  palabras y que éstas nos condenen y salven de tanto idiota. Se acabó la triste tristeza entristecida en las tostas. Y desde luego, desde ya, se nos acabó a todos.
Bajo la advocación de San Rainer María Rilke, y de la unión impúdica de Tonto niño muerto y El lobo en su jaula nace El Ángel Húngaro. Nadie hizo nada para merecer esto, mis disculpas. El contador está puesto a cero, sed felices, aquí no se pasa frío.

9 comentarios:

Anaís dijo...

Aquí no se pasa frío,
aquí se reinicia la vida.

Te veo revolucionario, y me gusta.
Vendré más tarde con calma.

cielbrouille dijo...

Me arremolino junto a tu hoguera, es un buen comienzo: simbolista y revolucionario, bajo la mirada de Rilke...no podía ser de otro modo...empezaba a echar de menos tus palabras como dardos, lo crepuscular. Celebro tu regreso.

Ciel.

Anónimo dijo...

Nada. Imposible leer tu texto y el de los comentarios. Es un suplicio óptico para los ojos. ¿De dónde sacáis plantillas tan feroces con el lector? Ya volveremos otro día, a ver si hay más suerte. No digo que sea la única forma, pero muchos millones de libros con la mejor literatura se han escrito en negro sobre blanco. ¿Cómo leer un texto chico y prieto sobre un coágulo de sangre?

P.

wolf dijo...

Inestimable Puck, y ¿blanco sobre rojo?. Sorpresivamente, es el segundo comentario sangre que recibo. Gracias por el esfuerzo.
Ciel bienvenue!, el lugar junto fuego te lo tengo reservado, pero no tomes café con la nostalgia o se te estropearán ambas cosas.
Anais, gracias por venir tan rápido y quedarte tan lentamente. Nadie duerma, tu beso fulminará el silencio, Tramontate, stelle!

Anónimo dijo...

cielbrouille:

Anónimo amigo:Veo que importa más la forma que el contenido...literatura visual??

Anónimo dijo...

Cielbrouille: No,querido(a). No es cuestión de forma y contenido. Es más sencillo: hay combinaciones de letras y colores que mis ojos ya no pueden leer en la pantalla de un ordenador. Cosas de la vejez. No pasa nada. No es un blog para viejos.

P.

cielbrouille dijo...

Anónimo, para que te sea más fácil leerlo, siempre puedes seleccionar el texto con el ratón, lo verás en letras blancas sobre fondo azul, creo que se ve más claro. Saludos.

anais dijo...

Música sugestiva para cuando te asomes al espejo (me ha encantado tu última entrada).

Abrazo que abriga el alma :)

http://www.goear.com/listen/2f05205/01-jesper-kyd-heart-assasins-creed-2

wolf dijo...

¡Tantas gracias Anaís!, me ha encantado la música, tengo qué averiguar cómo capturarla, tengo qué averiguar cómo capturarla, tengo qué...otro abrazo lleno de alma.