14 de mayo de 2011

Mientras todo se derrumba alrededor

Mientras todo se hunde alrededor... (Jesús Urceloy)
Paseo por amor a la tormenta. Me repito que la ira no se puede poner sobre la noche pero, por favor por favor que nadie más me llame inmaduro.













11 comentarios:

Anaís dijo...

Hermosísima galería de vida inerte cohabitando con el paisaje vegetal. Estos paseos son puro bálsamo, indudablemente a todos nos hacen sentir mejor, mucho mejor.

Adiós a la ira.
¡Hola a los abrazos!

cielbrouille dijo...

Vaya! Llevo todo el curso deseando ir. Seguro que me detendría más en la escena otoñal o invernal, suelen ser mis favoritas.

Es un jardín de ausencias, de tránsito, de revolución hacia dentro.

Bonitas fotografías, la que más me gusta es la del reflejo del agua, muy Monet.

Besos desde el jardín de hormigón

Ciel.

wolf dijo...

Cierto Anais, siempre han sido ciertos los rincones donde terminar y sentirme mejor. Mucho. Hay que llevarle a Samuel... Mi abrazo sin tregua!

Ciel vaya!, tendrás que visitarlo otro día y con bienvenida. El rincón otoñal o primaveral te espera, de eso no hay duda. Fotografías?
Un beso monet.

Anaís dijo...

Coincido con cielbrouille: la fotografía del reflejo del agua es espectacular. También me llaman la atención la 8ª y la 10ª, transmiten una solitude tan elegante...

A Samuel le esperan todos los jardines del mundo, y todos los recitales. Por lo pronto, si mañana me encuentro bien -llevo dos días con fiebre- me lo llevaré a la lectura poética de Marisol en el Centro de Poesía José Hierro.

Abrazocéano

wolf dijo...

Muchas gracias Anaís, viniendo de una fotógrafa... me siento identificado con la solitude elegante ;-)
Mañana no podré acercarme y me perderé conocer (de moment) a Samuel, pero eso no se repetirá. Quítate esa fiebre ya!.
Abrazobturador

Anaís dijo...

Para el caballero de la solitude elegante (es algo innato; se tiene o no se tiene):

Solitudes Forest Cello

http://www.youtube.com/watch?v=D8yOiAxDWQg

Abrazoarroyo

wolf dijo...

Tu música acompaña mi mañana:)

Sabes que ahora mi biografía dice:
JAR Lobo: dicen que posee una "solitude" elegante.
Nada más, sólo eso.

Gracias por ambas cosas, que no son cosas.

Anaís dijo...

¡Vaya! Hemos coincidido en el espacio y el tiempo: aquí y ahora.

Yo también escuchaba la música de violoncelo y agua en este instante.

¿Entonces he contribuido con una mínima parte en tu biografía? Qué alegría me das. Gracias a ti.

Ejercicio para hoy: seguiré pensando en los detalles que hacen que una persona posea elegancia innata.

Luego saldré con el niño a pasear por la sombra y a llevar una carta a correos. Una carta manuscrita. Soy de esas románticas que aún escriben cartas a mano. Que no perdamos ese romántico uso y costumbre.

Abrazoliva :)

wolf dijo...

Anaís mantenme al día de tus avances en ese estudio :)Cuando tu acupación, esa tan GRANDE te lo permita.
Qué bien que no desaparezca el género epistolar, entre los clásicos, de mis favoritos. Ya no tengo la dirección (física) de nadie. Parece increíble:(
Abrazobre

Anaís dijo...

Voy avanzando poco, ya sabes, a intervalos. En cualquier caso, resulta muy interesante descifrar esas discretas gotas de elegancia que residen en una persona.

Si el género epistolar es de tus favoritos, no dejes de cultivarlo. ¿No eres de la opinión de que al firmar y sellar una carta manuscrita estamos, en cierto modo, enviando parte de nuestra alma? Es una actividad íntima, sincera y, por supuesto, elegante.

Abrazojival

wolf dijo...

La escritura manual contiene gestos. Participa de lo no verbal. El trazo. Nos explica y nos acerca al otro. Es electiva, incluso con el color o densidad de la tinta...resumiendo ¡mola!
abrazografo