20 de mayo de 2011

El sistema es Anti

No sé más que los versos que emito, tampoco sé menos, pero algo de Madrid se ha vuelto un ágora y una asamblea permanente. Ya me parece bastante. Esta es la primavera de nuestro descontento y ¿la vuestra?








Recorriendo el territorio ajeno
ser otro,
pero no el que se duele en la sangre
y sus mentiras,
porque la exudación me corresponde
solo quirúrgico, triste indignado,
casi en la oxidación de los mastines.

3 comentarios:

cielbrouille dijo...

A mi me parece estupendo, es como un nuevo mayo del 68 ahora en España, la verdad, ya era hora. Las revueltas del mundo árabe parecen haber ejercido su efecto dominó incluso aquí, reclamando democracia real. Espero que no se convierta en baluarte de unos pocos.

Besos revolucionarios: tenías razón con lo de tu primavera, eres un visionario!!

wolf dijo...

Ciel fijare que creo que el ejemplo a seguir es el islandés... ¿Por qué los medios lo ocultan tanto? La primavera de nuestro descontento tenía que ocupar las plazas. En ellas Nos veremos. El son de la adivinación era sencillo en este caso. Ojalá funcione siempre.
2º mov. 3ª de Malher.
Besos
En
Movimiento.

wolf dijo...

He aquí lo que los medios- miedos no publican...acierto para hoy para
Mañana y besos.

ISLANDIA: REVOLUCIÓN SILENCIOSA PERO EFECTIVA
En Islandia, el pueblo ha hecho dimitir a un gobierno al completo, se nacionalizaron los principales bancos, se decidió no pagar la deuda que estos han creado con Gran Bretaña y Holanda a causa de su mala política financiera y se acaba de crear una asamblea popular para reescribir su constitución.

Y todo ello de forma pacífica. Toda una revolución contra el poder que nos ha conducido hasta la crisis actual.

He aquí, por qué no se han dado a conocer hechos durante dos años:

¿Qué pasaría si el resto de ciudadanos europeos tomaran ejemplo?



Esta es, brevemente, la historia de los hechos:

Año 2008

Se nacionaliza el principal banco del país. La moneda se desploma, la bolsa suspende su actividad. El país está en bancarrota.

Año 2009

Las protestas ciudadanas frente al parlamento logran que se convoquen elecciones anticipadas y provocan la dimisión del Primer Ministro, y de todo su gobierno en bloque. Continúa la pésima situación económica del país.

Mediante una ley se propone la devolución de la deuda a GB y Holanda mediante el pago de 3.500 millones de euros, suma que pagarán todos las familias islandesas mensualmente durante los próximos 15 años al 5,5% de interés.

Año 2010

La gente se vuelve a echar a la calle y solicita someter la ley a referéndum.

En enero de 2010 el Presidente, se niega a ratificarla y anuncia que habrá consulta popular.

En marzo se celebra el referéndum y el NO al pago de la deuda arrasa con un 93% de los votos.

A todo esto, el gobierno ha iniciado una investigación para dirimir jurídicamente las responsabilidades de la crisis. Comienzan las detenciones de varios banqueros y altos ejecutivos. La Interpol dicta una orden, y todos los banqueros implicados, abandonan el país.

En este contexto de crisis, se elige una asamblea para redactar una nueva constitución que recoja las lecciones aprendidas de la crisis y que sustituya a la actual, una copia de la constitución danesa.

Para ello, se recurre directamente al pueblo soberano. Se eligen 25 ciudadanos sin filiación política de los 522 que se han presentado a las candidaturas, para lo cual sólo era necesario ser mayor de edad y tener el apoyo de 30 personas.

La asamblea constitucional comenzará su trabajo en febrero de 2011 y presentará un proyecto de carta magna a partir de las recomendaciones consensuadas en distintas asambleas que se celebrarán por todo el país.

Deberá ser aprobada por el actual Parlamento y por el que se constituya tras las próximas elecciones legislativas.

Esta es la breve historia de la Revolución Islandesa: dimisión de todo un gobierno en bloque, nacionalización de la banca, referéndum para que el pueblo decida sobre las decisiones económicas trascendentales, encarcelación de responsables de la crisis y reescritura de la constitución por los ciudadanos.

¿Se nos ha hablado de esto en los medios de comunicación europeos?

¿Se ha comentado en las tertulias políticas radiofónicas?

¿Se han visto imágenes de los hechos por la TV? Claro que no.

El pueblo islandés ha sabido dar una lección a toda Europa, plantándole cara al sistema y dando una lección de democracia al resto del mundo.

Y nosostros seguimos quejandonos, pero sin movernos de casita. Asi nos van las cosas.
Publicado por PUMJ
Etiquetas: CONCIENCIA SOCIAL, CRECIMIENTO PERSONAL, POR UN MUNDO JUSTO