20 de junio de 2011

LOS OJOS DEJARON DE LEER PARA DEFENDER LA DIGNIDAD QUE LE DA EL HOMBRE A LA PALABRA.


3 comentarios:

i*- La que baila con Lobos dijo...

ME ENCANTAAAAA!! Que bien habla ese hombre!!! Genial lo del giro copernicano, muy Kant jejejeje!!!

GENIAL, GENIAL, GENIAL!!!!!! :)

wolf dijo...

Sí, y además es ¡mi amigo!...
Le haré llegar tu comentario, seguro que se pone muy Kantento. ¡Gracias i-asterisco-!:)
Necesitamos de más como él.

Anaís dijo...

El movimiento de los indignados del 15M no ha sido representativo de una generación, sino de varias: hijos, padres, abuelos. Una corriente intergeneracional. Este hombre valiente es un ejemplo. José Luis Sampedro, otro: un joven de noventa y tantos años.

Necesitamos más gente así, efectivamente. Los admiro.